ÈRICA GÁLVEZ, patinadora artística

[“Este deporte no se valora ni desde dentro ni desde fuera” ]

Por ULRICH ÁLVAREZ y RICARD CARDONA

foto1

Trece son los años que han pasado desde que Èrica Gálvez (Malgrat de Mar, 1993) se pusiese por primera vez unos patines. El mismo tiempo hace que decidió plantar el ballet y con una valentía impropia de su edad le dijese a sus padres cuál sería su futuro. Siete años tenía por aquel entonces Èrica cuando juró amor eterno a su deporte, el patinaje artístico. Un deporte, por otro lado, difícil de seguir. Algo que se vive más que se explica. Por mucho que te documentes, te informes e intentes seguir los resultados, jamás sabrás lo que es. Ella, flamante campeona de la Copa catalana junto a su club el C.P. Hostalric, no nos decepciona. Tanto delante de los micrófonos como fuera de ellos, Èrica no esquiva las preguntas. Va directa al grano y se le ve realmente contenta por explicarnos su historia y tratar de buscar una solución para su deporte. Quizás con el paso de los años la eterna sonrisa de patinadora se le haya contagiado a su vida personal, porque no se aleja ni un segundo de su rostro. Un aura de felicidad la rodea y contagia a las persones más próximas.

Hace ya unas semanas de vuestra victoria en El Vendrell. Ahora pasado este tiempo y ya más en frío, ¿cómo fue la experiencia en esta última Copa catalana?  Era la segunda vez de toda mi carrera que competía en la Copa Catalana y siempre está muy bien participar en una competición como ésta. Aquí es donde se encuentran los mayores grupos de Catalunya y es donde hay más competencia, donde el nivel está más equilibrado y es muy difícil superarnos unos a otros. Y la verdad es que para ir aprendiendo estos campeonatos son los mejores.

Ad eternum se llamaba vuestra coreo, un presagio de lo que pasaría después. ¿Os esperabais realmente ese primer puesto?  No es que no nos lo esperáramos pero sí que íbamos a por él. Después de no tener un inicio de temporada demasiado bueno, dijimos que como teníamos la oportunidad de ir a Copa Catalana queríamos hacernos con la primera posición por delante de nuestros principales rivales. Y la verdad es que teníamos muchas ganas de conseguirlo.

Pero este no es tu primer éxito dentro de este deporte, ¿cuál crees que ha sido tu mayor logro dentro del mundo del patinaje? ● Como grupo, cuando empecé. Éramos unas dieciséis patinadoras y teníamos entre diez y once años y también participamos en la Copa Catalana. Allí pasamos por delante de grupos muy veteranos. Y la verdad es que siendo tan pequeña y en el año de tu debut, llegar a una Copa Catalana y ganar, no se lo espera todo el mundo. Es una de las victorias más bonitas que tengo en la memoria.
foto2

Ahora que mencionas tus inicios, ¿cómo comenzó tu pasión por el patinaje? ● Empecé cuando tenía siete años. Mi mejor amiga de la infancia lo practicaba desde que tenía unos tres, cuatro años, y yo siempre iba a verla. Lo veía siempre detrás de las vallas y un día les dije a mis padres: “A mí esto del ballet no me acaba de convencer”, porque yo hacía ballet por aquel entonces. “¿Y qué vas a hacer?”, me dijeron. “Pues me gustaría probar esto del patinaje, porque mis amigas lo hacen y a mí me gusta.” Y al final me dijeron que adelante, que lo intentase. Y desde entonces todavía aguanto.

Son trece años ya… ¿Qué significa ahora mismo el patinaje para ti?  Sí, son muchos años. De toda la gente que yo he conocido a lo largo de este tiempo, muchas personas se lo han tomado como un hobby o una obligación porque tenían que hacer alguna actividad. Pero como yo empecé por voluntad propia, siempre me gustó mucho, siempre me lo he tomado como algo que forma parte de mi vida. Algo muy muy importante y nunca lo he hecho a desgana. Siempre me ha gustado mucho y creo que es un trabajo que necesita de mucho esfuerzo, de mucha constancia y sobre todo ponerle muchas ganas y querer mucho este deporte, apreciarlo para poder disfrutar de él desde dentro.

Esfuerzo, ganas, constancia. Como bien dices hay que querer mucho este deporte, porque tú entrenas muchas horas durante mucho tiempo… ● Sí, de hecho desde que empecé la universidad, estando aquí y viviendo en Barcelona, he tenido que reducir las horas porque me queda muy lejos para ir y venir cada día. Pero cuando era pequeña sí que entrenaba muchísimas horas. Había días que me daban las doce de la noche, habiendo empezado a las cinco o las seis de la tarde. Muchas horas. Mucho esfuerzo.

“Cuando llegó septiembre me hice una rotura fibrilar en el pie izquierdo y tuve que decir adiós a los mundiales”

___________________________________________________

El mes que viene cumplirás veinte años. Como decíamos son muchos los años que llevas en este mundo, ¿en algún momento has pensado en tirar la toalla?  Muchas veces lo he pensado, y la verdad que por cosas muy diferentes. Por lesiones: la más importante que tuve fue hace cinco o seis años cuando me estaba preparando para los mundiales de Australia, cuando hacía el cambio de categoría, estaba súper expectante y llevaba todo el verano haciendo un entrenamiento intensivo. Entre diez y once horas al día con los patines puestos, algo muy duro. Cuando llegó septiembre me hice una rotura fibrilar en el pie izquierdo y tuve que decir adiós a los mundiales de ese año. Fue un golpe muy duro. Pero bueno, en otras ocasiones tienes que poner la mente bastante fría y hacer balance de las dos cosas, a ver si te sale más a cuenta dejarlo o seguir adelante pese a las lesiones o a los malos momentos.

Y en esa balanza siempre sale ganando el patinaje…  ¡Sí! (risas). Siempre, siempre.

 Además de los éxitos de los que nos habías hablado en tu torneo tótem, la Copa Catalana, ¿con que otras cosas te quedas durante este tiempo compitiendo?  Creo que la Copa Catalana es uno de los más importantes. A parte de lo que ya he explicado, otra competición en la que estuvimos, no me acuerdo cuantos años hace, en segundo año de cadetes y llegamos a quedar terceras de Catalunya. Ese año al quedar terceras tendríamos que habernos clasificado para el campeonato de España, pero en esa época como era una categoría que solo tenía dos años —me acuerdo que debuté cuando se creó la categoría— todavía no se había creado una competición a nivel estatal. Igualmente, lo guardo con mucho cariño. Y siempre me acuerdo de otra en la que yo no patiné, porque fue en la época en la que estaba lesionada, que fue el Europeo de Alemania 2008. Lo recuerdo porque hice una locura, por aquel entonces yo estaba de viaje de fin de curso con el instituto y a mitad de viaje me fui hacia Alemania. Ya había estado en un europeo organizado en Reus y lo veía muy pequeño, nada que ver con lo que me encontraría en Alemania. Un pabellón enorme, multitud de público y la representación de tantos presidentes de federaciones, comités… ¡era como un circo! Lo recuerdo con muchísima ilusión.
foto5

Durante ese europeo tú estabas lesionada, como has dicho, pero posteriormente seguirías patinando en el Blanes, ¿cómo es la exigencia de competir en un club mundialista como éste?  Tienes que poner mucho esfuerzo, casi que te lo quitas de tu vida normal y todo ese esfuerzo lo enfocas en ese punto por la exigencia que tiene. Llegar a un Europeo como hace un mes —en el que han sido campeonas de Europa—, requiere de muchísimo esfuerzo y, aparte del dinero, también mucho sacrificio. Yo cuando patinaba allí era joven y sólo estudiaba, no tenía más responsabilidad que llevar mi curso normal y me iban saliendo bien las cosas. Pero veía a otras chicas que estaban estudiando una carrera o trabajando y mantener un ritmo de entrenar entre semana, tres días, desde las cinco de la tarde hasta las once de la noche, si para mí ya era difícil, pues imagínate para toda esta gente. Vi a algunas de mis compañeras cuya actitud no entendía, porque le daban muchísima importancia al patinaje, en algunos casos más importancia que a su propio trabajo o a su vida privada.

Viéndolo desde tu óptica actual, ¿harías como ellas?  Tal y como estoy ahora, con mis años y estudiando, no haría esos esfuerzos descomunales. Mi época más luchadora, aunque sigo luchando por ello, ya ha pasado. Porque era una locura. Si ya cuando era pequeña había cosas que no me cuadraban…, ¡llegaba a pensar que estaban locas! A mí me encanta el patinaje, es una parte muy importante de mi vida pero no creo que lo sea tanto. Además, en mi caso, no puedes vivir del patinaje.

Hablando sobre eso, ¿cuánto cuesta patinar?  Es lo que te venía diciendo. Piensa que los sponsors no ayudan, casi no se puede pensar en ellos. Todo el entorno que envuelve al patinaje es de por sí demasiado pesimista. Bastante negativo, en el que no gusta hablar de estas cosas. Nosotros en el Hostalric, mi equipo actual, como no hemos participado en grandes citas tampoco nos hemos llegado a plantear la búsqueda de un patrocinador. Lo que sí es cierto es que la gente se vuelca mucho y los ayuntamientos, en la medida de lo posible, también intentan aportar su granito de arena. Se hacen festivales para recaudar fondos y muchos locales participan. Imagínate que en mi anterior club, el Blanes, teníamos patrocinadores pero tampoco eran decisivos en las cuentas del club, ¡y estamos hablando del campeón de Europa!

Esa falta de respeto o de conciencia que hay hacia tu deporte y que hace que otros como el fútbol o el básquet se lleven toda la gloria, ¿te molesta?  A mí personalmente me molesta mucho, porque si el patinaje no tiene la suficiente voz a nivel estatal es porque la gente —los propios entrenadores, patinadores etc.— ya se lo toman así. Es un deporte que esta relegado a ocupar la tercera o cuarta línea y no parece que no vamos a luchar por evitar que sea así. Sinceramente no puedo entender cómo pueden hacer eso, la gente se cierra y se conforma. Las propias federaciones tampoco ayudan, los medios de comunicación y más ahora que están recortando en corresponsales y delegados tampoco ponen nada. Es como un cúmulo, y si a esto le sumas que es un deporte de práctica generalmente femenina tampoco ayuda. Si ya el fútbol femenino no cuenta con apoyos, pues imagínate el nuestro…

Pero el patinaje mueve masas, o al menos eso se puede ver dentro de España y Cataluña…   Efectivamente. Por ejemplo el campeonato regional de Girona está batiendo records cada año. Está llenando pabellones que con el básquet no se llenan. Eso habla por sí sólo.

“Tendrían que tenernos más en consideración, llevamos la marca de Catalunya a muchos sitios”

___________________________________________________

¿Es cierto eso de que muchas veces sois las propias deportistas las que avisáis a los medios sobre competiciones que se van a realizar?  Yo cuando estaba en el Blanes no tenía tantas herramientas para hacerlo, pero desde que soy más grande y tengo más visión de todo y más experiencia, no me conformaba. Me dolía mucho dedicar tantas y tantas horas y esforzarme tanto, y ver que también lo hacían mis compañeras, para que luego no saliese en ningún sitio. Sabiendo que con el paso del tiempo hay más adeptos, más gente que quiere informarse y seguir este deporte y que en el telenoticies comarcal no ocupase ni tres minutos, ¡en el telenoticies comarcal! Es muy frustrante. Sabiendo que ni en éstas, a veces a título personal, he mandado cartas o correos a la federación misma o a TV3 para dejar constancia de que se están pasando y que nosotros confiamos en ellos, que son la televisión pública de todos los catalanes y no nos hacen caso. Sólo hay que ver como equipos catalanes que están llegando a ser campeones de Europa como el Blanes y el propio Olot y no hacen nada para darlo a conocer. Creo que tendrían que arroparnos un poquito más, cuidarnos. Porque llevamos la marca de Catalunya a muchos sitios.

foto6

Hablabas antes de que la Federación no ayudaba a sacar del anonimato al patinaje artístico, ¿no lo potencia?  Confías en ellos porque son tu primer apoyo, son la institución que te representa. Tienes a diferentes cargos que te representan y tú confías en ellos, aunque los patinadores no tengamos voz ni voto para elegir a estos representantes. Entras en las webs de las federaciones para informarte sobre competiciones a las que no has podido asistir o sobre el calendario, comentarios, resultados etc. y te encuentras con que no hay ni artículos de opinión. Las noticias, si se las puede llamar así, son simples notas de prensa. Faltas de ortografía, errores de resultados, equivocaciones en las fotos… No puedo entender como la propia Federación hace esto. Pero sobre todo la española, es la que veo más poco implicada en estas cosas. Además, la federación española de patinaje no es sólo patinaje artístico, lleva patinaje de velocidad y el hockey. Dentro de la federación de patinaje, delante del hockey no se puede hacer nada. Dentro de nuestro propio ámbito ya estamos subordinados, relegados en la escala. Duele mucho.

El problema de la financiación es, como tú misma sabes, algo que lastra y trunca la carrera de muchas chicas, ¿hay ayudas que puedan evitar esto?  Van muy mal. Normalmente viene dado por el ayuntamiento, clubs vinculados a la concejalía de deportes. Al competir a nivel de Catalunya no te dan nada y cuando competía con el Blanes recuerdo que todas mis compañeras cuando viajaron a Australia tuvieron que pagárselo de su bolsillo. También el presupuesto de la modista, las ruedas de los patines y pastillas de freno, las fichas federativas, seguros de deportes, revisiones médicas… y cuando ganas no te dan nada. No existen premios en metálico. Tienes que tener mucha paciencia y quererlo mucho, porque si no es de locos. Desde fuera no se valora y desde dentro, comités y federaciones no ponen de su parte.

foto8

Acaba la entrevista. Y la acaba como la empezó: eterna sonrisa, apasionada palabra y ni un pelo en la lengua. Sus brazos que cual pincel habían acompañado y dibujado cada frase, cada palabra, comienzan a cesar en su actividad. Tanto delante del micro como en la charla posterior, su afán por explicar lo que siente con el deporte ha sido el leitmotiv de la conversación. Y da las gracias, siempre lo hace, pero como se ha podido observar no se casa con nadie. O quizás sí, con su eterno amor: el patinaje artístico.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s